Las cosas que aprendí en mayo de 2016

Las emociones son neutras

En mayo tuve la oportunidad de tomar un curso de Inteligencia Emocional con una Doctora de la Universidad de Güelva, y esa oración se me quedó muy grabada:

Las emociones son neutras, adquieren efecto cuando ponemos nuestros pensamientos en ellas.

Es decir, una emoción no es buena ni es mala. Cuando les aplicamos el pensamiento es cuando se convierten en cosas como “el fin del mundo”, “lo peor que nos pasó en el día”, “la mayor satisfacción de la vida”.

Con el tiempo, olvidamos esa neutralidad de las emociones, solo nos quedamos con los pensamientos y prejuicios, y varias veces confundimos estos con la emoción real, así que el primer paso es saber qué es lo que estamos sintiendo en un momento dado y decir: La alegría es alegría, la tristeza es tristeza, el temor es temor.

Reconoce quién preparó tu paracaídas

Uno es lo que es porque alguien hizo algo que permitió que alcanzáramos eso. Si te tienes que lanzar de un avión en paracaídas, alguien lo prepara cuidadosamente para que funcione correctament y llegues al suelo con seguridad. Casi nunca le agradecemos a la persona (o personas) que lo hicieron.

Como anoté en los aprendizajes del mes pasado, pedir perdón sana. En esta ocasión, otra acción causa un efecto sostenido de satisfacción, de alegría y de riqueza, que se multiplica y se contagia: Agradecer.

 

Edgar Fernández Written by:

Be First to Comment

    Únete a la discusión